General

MRDIS, laboratorio móvil para detectar materiales radioactivos

MRDIS

El contrabando de materiales nucleares constituye un verdadero peligro para la paz mundial, pues si no se detectan a tiempo dichos materiales podrían llegar a manos de terroristas, quienes con los recursos necesarios podrían fabricar una minibomba nuclear, que pondría en riesgo muchas vidas. Por este motivo es de vital importancia la detección de materiales radiactivos.

Varios países del mundo cuentan con instalaciones especiales donde pueden detectar materiales radiactivos en cargamentos sospechosos, siendo el inconveniente que los cargamentos deben por fuerza ser trasladados a estas zonas para su revisión exhaustiva, lo que aumenta el nivel de riesgo y los costos, por concepto de movilización de las cargas a las áreas seguras.

Área de radiación

Una de las alternativas para solucionar este problema es utilizar laboratorios móviles que puedan trabajar en las zonas donde se reciben los cargamentos, lo que brindaría mayor seguridad en las labores de revisión y además más rapidez en la realización de las maniobras. Además, un laboratorio móvil sería de mucha utilidad considerando que el 90% de las mercancías que se mueven en el mundo viajan en contenedores estándar.

La importancia de que la mayoría de las mercancías viajen en contenedores estándar es que estos se pueden escanear sin requerir varios tipos de laboratorios o sin que estos tengan que modificar sus dimensiones para realizar el análisis. Pensando en todo esto, en los Laboratorios Nacionales Sandía (Estados Unidos) están probando un laboratorio móvil para detectar materiales radioactivos, que es un vehículo de aspecto aparatoso.

Dicho laboratorio lleva por nombre MRDIS, siglas de Mobile Radiation Detection and Identification System (Sistema móvil de identificación y detección de radiación) y por su mismo tamaño no resulta nada sencillo de maniobrar. La cabina del operador está ubicado a un costado y está a una altura de 4.5 metros. Su manejo requiere mucha destreza porque cada rueda se mueve de manera independiente.

Vía: Noticias de la Ciencia, Sandia National Laboratories.

Sobre el autor

Olmo Axayacatl

Ingeniero y horticultor de profesión. Tiene en las matemáticas, física y química sus materias favoritas. Viajar es su anhelo, escribir uno de sus pasatiempos, ahora convertido a profesión. Gusta de aprender y enseñar. Puedes seguirlo en twitter en @olaxpiston

Deja un comentario