Curiosidades Ingeniería Médica Universidades

Adiós al yeso y las férulas, bienvenido Cortex

Cortex

Cuando se sufre una fractura, esguince o lesión similar es muy probable que se tenga que utilizar férula o yeso, que no son nada cómodos ni prácticos. Un estudiante de nombre Jake Evill quiere cambiar esto con su nuevo molde Cortex, el cual es un concepto fabricado a partir de una prueba de rayos x con ayuda de una impresora 3D.

El estudiante, graduado de la Universidad de Wellington, utilizó materiales reciclados para construir su prototipo a partir de desechos reciclados compuestos de poliamida, que es un polímero que contiene enlaces tipo amida que se puede encontrar en materiales naturales, como la seda o la lana, y en materiales compuestos, como el nailon y el kevlar.

Cortex

Las ventajas de este diseño son que es ligero y delgado, se puede utilizar sin problemas por debajo de la ropa y además no permite malos olores por su ventilación natural, y más importante aún es que el completamente lavable por lo que no hay ningún problema al bañarse con él.

Es así como por fin después de muchos siglos de férulas y yesos al fin existe un avance importante en el tema de inmovilización de partes del cuerpo lastimadas; es decir, ahora existe una tecnología para esta cuestión digna de los tiempos que corren.

Es importante mencionar que el molde tiene refuerzos extras en la zona de la lesión y se cierra mediante la misma impresión, de modo que no se puede retirar hasta que termine el proceso de duración. La impresión en 3D lleva cerca de 3 horas. De momento solo es un concepto pero el abaratamiento de la impresión 3D podría volverlo comercial muy pronto.

Vía: Cortex

3 Comentarios

Deja un comentario