Ingeniería Eléctrica Maravillas de la ingeniería Universidades

La invisibilidad más cerca gracias a ingenieros de Stanford y Pennsylvania

Capa de invisibilidad

Capa de invisibilidad | Fotografía de Redigitaltv

Ingenieros de la Universidad de Stanford y la Universidad de Pennsylvania están trabajando en el desarrollo de “capas de invisibilidad”. El desarrollo de estas universidades consiste en un dispositivo que combina nanocables de silicio y una fina capa de oro, en el cual han dispuesto la colocación de lo materiales en un punto tal que la luz reflejada por ambos se cancela.

De esta manera es posible obtener algo que se denomina en óptica como una interferencia destructiva que es capaz de anular la luz, y por lo tanto, hacer invisible a un objeto. Los ingenieros de Stanford y Pennsylvania están trabajando en el ajuste del acoplamiento geométrico entre el oro y el semiconductor para que el primero sea capaz de cancelar el efecto eléctrico del silicio.

Invisibilidad

Invisibilidad | Fotografía de Física del Cosmos

Lo más interesante es que este recubrimiento funciona dentro del espectro de luz visible y con independencia del ángulo de incidencia de la luz o de la forma de objeto, y aunque aún falta mucho para que se tenga un resultado comercial es una buena noticia que la invisibilidad esté cada vez más cerca de convertirse en una realidad.

Aunque la invisibilidad podría ser útil para muchas cuestiones también creo que es algo que habrá que tomar con cautela, pues de momento se me ocurren más usos maléficos que benéficos, lo que quizá sea porque he visto demasiadas películas, aunque viendo como funciona el mundo no creo que mi idea esté tan lejos de la realidad.

Vía: Phys

2 Comentarios

  • Si opino lo mismo “se me ocurren más usos maléficos que benéficos” tanto potencial que mejo deben perfeccionar todos los modelos termodinamicos, mejoras equipos

  • Ciertamente cualquier aspecto de la ciencia se puede utilizar para el mal, aquí el asunto no es dejar de lado el desarrollo tecnológico, sino cuidar la moral de aquello encargados de aplicar la tecnología a la vida real.

Deja un comentario