Ingeniería Eléctrica Ingeniería Médica

Químicos crean nanorobots para maniobrar y manipular moléculas de ADN

Modelo computarizado de una sección de ADN - Imagen de yayabo.net

Modelo computarizado de una sección de ADN - Imagen de yayabo.net

Químicos de la Universidad de Nueva York y de la Universidad Nanjing de China han desarrollado un dispositivo nanorobótico de dos brazos que puede manipular moléculas dentro del ADN. “A lo que se aspira con la nanotecnología es poner estructuras de escalas moleculares o incluso atómicas dónde y cuándo queramos ponerlas con total precisión”, declaró el profesor Nadrian Seeman de la NYU, miembro del proyecto. Y añade: “Esta es una unidad programable que permite a los investigadores capturar y maniobrar elementos a una escala sin precedentes“.

El dispositivo, que mide 150 x 50 x 8 nanómetros, es el segundo trabajo de Seeman en este área, su primera obra consistía en una tecnología similar pero de un solo brazo, y que resultó pionera en su momento al presentar un aparato nanotecnológico capaz de manipular una sección de ADN.

Esta nueva creación de Seeman de dos brazos, se basa en el “origami de ADN“, un método develado con su su antiguo dispositivo que usa unos cuantos cientos de filamentos de ADN para crear una estructura muy larga que pueda moldearse para adoptar cualquier forma. Dichas formas, de aproximadamente 100 nanómetros de diámetro, son 8 veces más largas y tres veces más complejas de lo que podrían haber sido creadas con un fragmento simple y cristalino de ADN.

El mencionado dispositivo, permite la creación de nuevas estructras de ADN, funcionando entonces como si fuera una fábrica al ensamblar diferentes materiales a partir de componentes más sencillos. Con esta habilidad, tiene el potencial de desarrollar nuevas fibras sintéticas, avanzar en la codificación de información, y mejorar el ensamblamiento informático de estructuras de ADN.

Al probar el dispositivo con un microscopio de fuerza atómica, se comprobó un rendimiento del 100%, mucho superior a lo que se esperaba.

Fuente: NYU

3 Comentarios

Deja un comentario