Curiosidades General

La Casa Blanca dice no a la construcción de la Estrella de la Muerte

Capitolio

En Estados Unidos existe una iniciativa gubernamental que obliga a que la administración en turno revise cualquier petición que junte 25,000 firmas como mínimo en un período de 30 días. De esta manera la administración de Barack Obama tuvo que dar recientemente la negativa a la petición de construir la Estrella de la Muerte.

Apenas en noviembre pasado una curiosa petición, denominada: ‘La construcción de una Estrella de la Muerte totalmente funcional para 2016′, recabó nada más y nada menos que 34,435 firmas en 30 días, de modo que la idea de construir una estación espacial capaz de borrar planetas tuvo que ser analizada seriamente.

Estrella de la Muerte

Digo seriamente porque la administración tuvo que pensar en una forma inteligente para salir al paso mostrando una actitud diplomática, algo que estuvo a cargo de Paul Shawcross, quien además del rotundo no, brindó argumentos para rechazar la propuesta, que ciertamente es exageradamente fuera de lugar, aunque sería genial que algún día fuese viable.

Shawcross respondió así: ‘esta no es la respuesta de petición que están buscando’, a tono de la ya famosa: ‘éstos no son los droides que están buscando’, de Obi-Wan Kenobi. Debo decir que la respuesta comenzó bastante bien. Además agregó 3 puntos fundamentales en los que basa su negativa:

  • El costo estimado de una Estrella de la Muerte sería de $850,000,000,000,000,000. Buscamos reducir el déficit, no expandirlo.
  • La Administración actual no apoya la destrucción de planetas.
  • ¿Por qué gastaríamos una desproporcionada cantidad de recursos del erario público en una Estrella de la Muerte que puede ser fácilmente destruida por un sólo piloto?

Eso si, tampoco debo dejar de lado el final de la respuesta, que cierra con broche de oro la negativa: ‘¡Nosotros somos el futuro! Disfrútenlo. O mejor aún, ayuden a construirlo tomando una carrera en ciencia, tecnología, ingeniería o algún campo relacionado con las matemáticas.’

Vía: The White House

Deja un comentario