Curiosidades General Robótica

Las 3 leyes de la robótica ¿necesarias a futuro?

Asimov creo los robots con cerebros positrónicos

¿Hasta que punto debemos empezar a pensar en implementar un mecanismo de protección contra los robots que impida una dominación de su parte?, ¿llegaremos al punto en que le daremos tantas capacidades que serán capaces de rebelarse? ¿Si llegará a ocurrir, faltan décadas o siglos? No hay que olvidar que la robótica esta dado pasos de gigante a últimas fechas y cosas que parecían imposibles hace un par de décadas ahora son parte de nuestra vida diaria.

Un poco de reflexión surgida en base a historias de la ciencia ficción nunca está de más. Muchos los sepan pero muchos más quizá no, Isaac Asimov es uno de los escritores de este tipo de literatura más reconocidos a nivel mundial, su obra abarca inmensidad de libros y muchos de ellos versan sobre las famosas 3 leyes de la robótica.

Robots bélicos ¿para proteger o destruinos?

Dichas leyes nos dicen lo siguiente:

  1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la Primera Ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

Como pueden ver las leyes forman un círculo de protección a los seres humanos pues pase lo que pase lo robots no pueden violar la Primera Ley o sus cerebros positrónicos se fundirán. La literatura de Asimov trata en parte cuestiones del tipo: ¿cómo sabe un robot qué es hacer daño?, ¿cómo podría reconocer lo que es el peligro? y los problemas que surgen de la falla de alguna de las leyes.

Por otro lado tenemos la obra La Yihad Butleriana, preludio de la afamada Saga Dune escrita por Frank Herbert y continuada por su hijo Brian Herbert en colaboración con Kevin Anderson. En dicha obra nos encontramos con una humanidad expandida por el espacio, donde las responsabilidades caían en los robots y las personas eran entes vacías que no necesitaban pensar para sobrevivir.

Posteriormente un grupo de humanos conquistaron fácilmente la galaxia dormida y exhibieron mucha crueldad hasta que las máquinas pensantes encontraron la manera de dominarlos y sumieron a la humanidad en una profunda esclavitud regida por una máquina todopoderosa llamada Omnius. Después de milenios de lucha los hombres fueron libres de nuevo pero todo robot se prohibió para siempre.

Como ya les mencioné, los autores de ciencia ficción han fallado en muchas cosas (como los autos voladores) pero han tenido grandes aciertos (biotecnología, los robots mismos, etc.); recuerden que se le llama ciencia ficción porque una de sus bases es precisamente la ciencia, por lo que no estamos hablando de pura mitología.

Deja un comentario