Curiosidades Empresas Productos

GoldieBlox, juguete para niñas con alma de ingenieras

Ingeniería, una palabra femenina de carácter muy masculino; lo digo porque cuando estudié la carrera solo había una mujer en mi generación, lo mismo que ocurría con las otras generaciones, donde había un máximo de tres mujeres en salones de 30 o 40 hombres. Aún hoy veo en las aulas de carreras de ingeniería un gran mayoría de hombres, aunque afortunadamente parece que las mujeres ya se están decantando más por carreras afines a ciencias exactas.

¿Qué determina la poca afluencia de mujeres a las ingenierías?, ¿aún piensa la sociedad que las ingenierías son para hombres?, y más importante aún, ¿que factores marcan el gusto por la ingeniería? Se ha llegado a proponer que el gusto por las ingenierías se obtiene desde pequeña edad, mientras los niños juegan con carritos las niñas juegan con muñecas; no lo digo a manera de desdén, sino generalizando una situación aceptada desde siempre.

GoldieBlox

Tan aceptada que una ingeniera de Stanford ha aprovechado la situación para hacer un negocio muy inteligente y a la vez dar un maravilloso impulso a la presencia de más mujeres en ingenierías. Se trata de Debbie Sterling, que diseño un juguete que promueve las habilidades ingenieriles de las pequeñas niñas. Dicho juguete tuvo tanto éxito que ha llegado al top 20 de los juguetes más vendidos en Estados Unidos, estando presente en más de mil jugueterías a nivel nacional.

Sterling ha hecho una gran fortuna con su GoldieBlox, eso queda claro, pero también está influenciando en una nueva generación de niñas, que ahora no cantan canciones sobre princesas y príncipes, sino sobre construcción e ingeniería, además de que muchas se han inspirado para crear sus propios juguetes después de jugar con GoldieBlox.

GoldieBlox es un juego básicamente de construcción, con muchos tonos pasteles, listones y ositos, claro está, en el cual se deben ir cumpliendo retos que se tendrán que superar con ayuda de pequeños mecanismos que se deben construir. El primer prototipo fue creado en 2012, mismo año en que el proyecto arrasó en KickStarter con 285,881 dólares recaudados en solamente 30 días, siendo que la suma solicitada era de 150,000 dólares.

El último día de la campaña Sterling fue contactada por Toys “R” Us, la cadena de jugueterías más grande de Estados Unidos, para así comenzar un negocio muy lucrativo. Más que nada quise mostrar esta historia en el blog porque muestra claramente como las oportunidades de negocio están ahí, esperando que seamos capaces de ver más allá.

Vía: ReadWrite, KickStarter, Goldie Blox

Sobre el autor

Olmo Axayacatl

Ingeniero y horticultor de profesión. Tiene en las matemáticas, física y química sus materias favoritas. Viajar es su anhelo, escribir uno de sus pasatiempos, ahora convertido a profesión. Gusta de aprender y enseñar. Puedes seguirlo en twitter en @olaxpiston

Deja un comentario