Curiosidades Robótica Universidades

Por fin, un robot capaz de escalar paredes lisas

Si eres un interesado por las cuestiones de robótica y todo aquello que tenga que ver con el desarrollo actual de los robots es muy probable que hayas escuchado sobre el gecko, una especie de lagarto cuya peculiaridad principal es que tiene almohadillas adhesivas en las plantas de las patas, lo que le permite adherirse a cualquier tipo de superficie.

¿Porqué es tan importante este pequeño lagarto? Seguro habrás oído decir en más de una ocasión que la naturaleza es sabía, siendo algo con lo que concuerdo, pues las respuestas a muchos problemas de ingeniería están frente a nosotros, solo tenemos que desarrollar la capacidad de adaptarlas a nuestras necesidades.

El Tank-Style Robot escalando una pared lisa

El Tank-Style Robot escalando una pared lisa | Fotografía de MENRVA

Es así como muchos investigadores se han dado a la tarea de imitar el funcionamiento del adhesivo de las patas de los geckos, con la finalidad de construir robots capaces de trepar por cualquier superficie, lo que sería extremadamente útil para labores de rescate, limpieza de rascacielos y hasta decoración, por mencionar algunas posibles aplicaciones.

Hay que mencionar que el objetivo de imitar a los geckos no es reciente; de hecho ya se han desarrollado prototipos que pueden escalar paredes, pero todos ello se valieron de garras o algún otro elemento que pudiese aprovechar la textura de la superficie. Dicho de otra manera, no se había logrado escalar paredes completamente lisas.

Sin embargo, recientemente investigadores de la Universidad Simon Fraser (Canadá) han construido un concepto robótico que es capaz de caminar por cualquier superficie vertical, le han denominado Tank-Style Robot (Robot Estilo Tanque) y consta de dos partes unidas por una articulación central.

La parte trasera del prototipo es la encargada de mantener a la parte delantera pegada contra la pared, con la finalidad de evitar que esta se despegue y se produzca una caída. Los sensores que incorpora le brindan la información necesaria al control, quien determina la estrategia a seguir para que el robot no se caiga.

La fuerza de sujeción proviene de una especie de cinta adhesiva seca, que emula las características adheribles de los geckos y que fue diseñada también por el grupo de trabajo MENRVA de dicha universidad (MEchanisms ‘N’ Robotics for Viable Applications, o lo que es lo mismo, Mecanismos y Robótica para Aplicaciones Viables).

Ahora que el primer paso esta dado habrá que prestar atención a futuros desarrollos, pues quizá en un par de años esta tecnología sea aplicable en nuestra vida cotidiana. Sinceramente me apasionan este tipo de investigaciones que de un momento a otro nos facilitarán ciertas cuestiones de la vida, que al fin y al cabo ese es el objetivo principal de la ingeniería.

Vía: MENRVA

Sobre el autor

Olmo Axayacatl

Ingeniero y horticultor de profesión. Tiene en las matemáticas, física y química sus materias favoritas. Viajar es su anhelo, escribir uno de sus pasatiempos, ahora convertido a profesión. Gusta de aprender y enseñar. Puedes seguirlo en twitter en @olaxpiston

Deja un comentario