Curiosidades Ingeniería Mecatrónica Robótica

Científicos tratan de descubrir como aprendemos a hablar con ayuda de un robot

Recientemente se conmemoraron los 100 años del nacimiento de Alan Turing, el gran genio de la informática que se preguntó si las máquinas pensaban. Aún no podemos construir máquinas que piensen por si mismas al grado que se puedan comparar con un ser humano pero se están dando grandes pasos para llegar a ese punto, para muestra solo basta echarle un vistazo al robot que está aprendiendo a hablar.

DeeChee es el nombre del pequeño robot humanoide con el cual los científicos están realizando investigaciones respecto a como se adquiere el lenguaje, de modo que sea posible desarrollar en un futuro robots que puedan interactuar verbalmente con los humanos.

iCub

iCub | Fotografía de iCub

El proyecto bajo el cual se desarrolló este robot está financiado por la Comisión Europea y se denomina iTalk, acrónimo de Integration and Transfer of Action and Language in Robotics. El objetivo es aplicar los mismos métodos de aprendizaje bajo los cuales aprenden los niños pequeños.

La plataforma con la cual los científicos están haciendo sus pruebas recibe el nombre de iCub, que es un niño humanoide de entre 6 y 14 meses de edad, al que como ya mencionamos le han denominado DeeChee. Al principio solo balbucea sonidos pero conforme interactua con humanos que le intentan enseñar como si de un niño real se tratase es capaz de pronunciar algunas palabras.

El secreto está en que conforme se le habla al robot se van repitiendo palabras, que este va asimilando y comienza a repetirlas, que es lo que sucede con los niños pequeños, quienes comienzan a distinguir aquellas palabras que con más frecuencia le son repetidas.

Vïa: Matuk

Sobre el autor

Olmo Axayacatl

Ingeniero y horticultor de profesión. Tiene en las matemáticas, física y química sus materias favoritas. Viajar es su anhelo, escribir uno de sus pasatiempos, ahora convertido a profesión. Gusta de aprender y enseñar. Puedes seguirlo en twitter en @olaxpiston

Deja un comentario