Arquitectura Ingeniería Civil Ingeniería Ecológica

Los “edificios verdes” serán la norma en unos años.

Edificación verde futurista

Edificación verde futurista | Fotografía de Inhabitat

Es muy interesante ver como la gran mayoría de los nuevos edificios que se están construyendo actualmente o que su construcción está por empezar tienden hacia los diseños sostenibles y el uso de energías alternativas que minimicen o incluso nulifiquen su impacto medioambiental. En este sentido los países desarrollados, principalmente en Europa y Asia llevan la delantera, aunque tampoco hay que olvidar regiones específicas como los Eminatos Árabes.

El diseño de “edificios de energía cero”, como se les ha comenzado a llamar, a dejado de ser más que una gran muestra de buenas ideas y propósitos empujados por una moda para dar paso a normas estrictas que han comenzado a establecer plazos, quizá bastante utópicos pero necesarios, para que en un futuro todas las construcciones que se realicen pueden tener la distinción de “cero emisiones de carbono”.

Concepto de edificio "cero emisiones"

Concepto de edificio “cero emisiones” | Fotografía de Glogster

En este sentido ya existen certificaciones que distinguen edificaciones respetuosas con el medio ambiente, a veces llamadas “bioconstrucciones”, término que yo dejaría pendiente hasta que las edificaciones se construyan con materiales más orgánicos. Entre todas las certificaciones existentes destaca LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) por haber sido adoptada por varios países del mundo, entre ellos Estados Unidos.

En este tema de la edificación sostenible la Unión Europea lleva la delantera, pues ha creado la Energy Performance of Buildings Directive (EPBD) que se encargará de regular la edificación respecto a los parámetros energéticos y que tiene como objetivo que para 2019 los edificios públicos sean ambientalmente responsables y que para 2021 lo sean todos los nuevos edificios.

Por ahora el problema principal radica en que el uso de tecnologías que minimicen el impacto de una edificación eleva los costos iniciales de manera importante, lo que esta deteniendo el avance de esta industria. Sin embargo, cuando se mejoren los sistemas de aprovechamiento de energías solar y eólica, la capacidad de las baterías, los materiales biodegradables y demás cuestiones, entonces seguro que podremos hablar de que la construcción de “edificios verdes” será la norma y no la excepción como aún sucede actualmente.

Sobre el autor

Olmo Axayacatl

Ingeniero y horticultor de profesión. Tiene en las matemáticas, física y química sus materias favoritas. Viajar es su anhelo, escribir uno de sus pasatiempos, ahora convertido a profesión. Gusta de aprender y enseñar. Puedes seguirlo en twitter en @olaxpiston

2 Comentarios

  • hola soy estudiante de ingenieria civil y bueno pues a quien no le gustaria una casa autosuficiente , lo malo es que sale carisimo no , ytengo entendido que los paneles captan el 5% de la energia solar , eso es muy poco . pero solo se enfocan en el calor que emite y no haci e la luz solar , que tal seria ver la forma de guardar la luz solar , talvez sea una idea estupida ,
    buen blog……..

  • Es cierto que la tecnología aún no puede brindarnos una casa completamente autosustentable, o al menos no a un precio accesible, pero ojalá que en unos cuantos años eso sea posible. De momento no creo tanto que haya malas ideas, solo hay que saber escoger cuales son más adecuadas para lograr el objetivo.

Deja un comentario