El problema de la sobreingeniería

26 de mayo de 2015

Olmo Axayacatl

sobreingenieria

En Amazon hay muchos ebooks gratuitos muy buenos. Uno de ellos es Historias de Developers, que aún hasta hoy sigue siendo gratis si lo descargas para Kindle. Este libro no es para un público general, sino más bien para desarrolladores de software, especialistas en redes, y profesionistas similares. Sin embargo, un capítulo me ha llamado la atención.

En dicho capítulo se habla de la sobreingeniería, sobre la cual quiere hablarte el día de hoy. Se trata de un concepto muy recurrido en el mundo de los developers, pero no es exclusivo de ellos, y de hecho puede aplicarse a cualquier aspecto de la ingeniería. ¿De qué va este concepto de la sobreingeniería? Y mejor aún, ¿en qué afecta?

Pues bien, la sobreingeniería, a grandes rasgos es el hecho de agregar diversas opciones o funcionalidades a un producto, con la finalidad de que se utilicen en un futuro. En el mundo de la programación la sobreingeniería implica tener un montón de código, que solo hace más pesado el programa, y que además enreda a los desarrolladores, pero que está ahí porque quizá en algún momento se llegue a utilizar, cosa que rara vez pasa.

Si nos alejamos de cuestiones de programación, la sobreingeniería se suele expresar en diversos prototipos de productos, y cuando esto ocurre por lo general se llega rápidamente al fracaso. Cualquier producto debe hacer algo de forma concisa y eficiente. Incluso hay productos que cumplen más de una función, pero como lo hacen bien entonces los consumidores los aceptan.

Es muy difícil que un producto con sobreingeniería triunfe, porque eso de agregar algo con la idea de utilizarlo más adelante, no resulta nada bueno. Por esta razón las empresas que manufacturan algún producto evitan la sobreingeniería, y en caso de que algo más se les ocurra, pues entonces sacan una nueva versión del producto, que en algunos casos también llega a ser un poco exagerado el proceso (te suena eso de las versiones 2016 cuando apenas vamos a mitad de 2015).

0 Comentarios

Este show de drones promete y mucho

25 de mayo de 2015

Olmo Axayacatl

Drones por aquí, y drones por allá; mejor acostumbrarse a ellos porque han llegado para quedarse. Son tantos los posibles usos para los drones que solo era cuestión de tiempo para que debutaran en grandes escenarios. Esto ocurrirá este año, en un evento digno del siglo XXI, en Amsterdam, y aunque aún no hay fecha, todo indica que será un gran evento.

Se menciona que será el primer circo de drones del mundo, aunque más que circo yo lo visualizo como todo un espectáculo tecnológico. Si quieres darte una idea de lo que hablo tienes que ver el vídeo superior, que es el promocional del evento. Vaya que promete y mucho, y ojalá cumpla con las expectativas que está generando.

show-drones-holanda

El espectáculo llevará por nombre AIR2015, y en él centenares de cuadricópteros harán despliegue de sus mejores movimientos. Por lo que se ve la cuestión de iluminación y sonido tendrá mucho que ver en el éxito del evento, aunque el punto central será la programación de los drones, ya que serán muchos los que tendrán que volar al mismo tiempo.

Y no hay que olvidar los efectos especiales, que sin duda serán la cereza del pastel en este evento. Tengo buenas esperanzas de que este tipo de eventos se masifiquen, y lleguen pronto a otros países. Al menos en Holanda se tiene mucha confianza en el evento, ya que cuenta con la colaboración de la Fuerza Aérea Real de Holanda.

Eso si, el hecho de que participen fuerzas armadas indica que seguramente no se trate de drones comerciales, sino de drones especialmente modificados para el evento. No sería extraño pues por lo que se puede ver en el promocional, los drones del evento serán exigidos hasta el límite, y por ello seguramente cuentan con modificaciones militares.

Vía | The Guardian

0 Comentarios

Desarrollan concreto de fácil reparación de fisuras

24 de mayo de 2015

Olmo Axayacatl

bioconcreto-reparable-bacilos

Son muchas las razones que explican las fisuras en el concreto, pero encabezan la lista el hecho de utilizar material de poca calidad, así como también está la cuestión de no calcular las cargas adecuadamente. Sin embargo, tarde o temprano todo concreto comienza a presentar fisuras, que en algunos casos constituyen un riesgo estructural, y en otros solamente se trata de una mala apariencia.

Pensando en esto un profesor e investigador de la Universidad Técnica de Delft (Holanda), Henk Jonkers, ha desarrollado un concreto que puede repararse por la acción de determinadas bacterias, una vez que se agrega agua. Debo puntualizar que no es la primera vez que la idea surge, pero este concreto en específico tiene varias ventajas respecto a otros que han surgido con el mismo fin.

El secreto de este nuevo bioconcreto radica en la adición de cápsulas de bacilos con lactato de calcio. No se especifica pero supongo que dichas cápsulas están contenidas en el cemento, que es el principal componente del concreto. Los bacilos pueden vivir en el ambiente alcalino del concreto, sin agua, sin oxígeno y sin ningún tipo de alimento, pues permanecen en estado de latencia incluso por años.

Para activar los bacilos hay que agregar agua, y entonces comenzarán a alimentarse con el lactato de calcio, llevando a cabo una reacción química que termina por producir piedra caliza, material que en teoría rellenaría las fisuras del concreto. Ahora bien, se espera que este producto esté disponible de forma comercial pronto, pero aún quedan algunas cuestiones poco claras.

En primer lugar, ¿si los bacilos se activan con el agua entonces qué pasará cuando llueva? También falta que se mencione el ancho máximo de las fisuras que se pueden reparar con este método. Y por último, ¿cuánto tiempo podrá autoreparse el concreto? Pues seguramente la cantidad de bacilos tendrá sus limitaciones. Como vez, el tema resulta interesante.

Vía | Delf University of Technology

0 Comentarios

La bombilla con altavoz de Sony

24 de mayo de 2015

Olmo Axayacatl

La bombilla eléctrica lleva con nosotros más de un siglo. En dicho tiempo hemos pasado de los focos incandescentes a la iluminación LED, con varias tecnologías intermedias. Sin embargo, una lámpara puede servir para más que iluminar, y Sony ha presentado al público su bombilla con altavoz. ¿Buena o mala idea?

Antes que nada debo decir que por lo general no me convencen los productos que cumplen dos o más funciones, pues suelen quedar cortos en alguna de ellas, si no es que en las dos. Pero siempre hay buenas excepciones, y sin duda esta podría ser una de ellas. Lo digo porque si el sistema funciona como promete seguro me olvido de los minicomponentes.

bombilla-altavoz-sony

El producto de Sony lleva por nombre LED Light Bulb Speaker, y como no podía ser de otra manera, ha sido lanzada primeramente en Japón, país que es sin duda el campo de pruebas ideal para cualquier productor electrónico. Dos cosas que destacar: las bombillas lucen como bombillas normales, por lo que se deben integrar bien en la casa, y tienen 10 W de potencia.

Para controlar tanto el volumen como la iluminación se echa mano de la app para smartphones, o también se puede adquirir un pequeño control, que se comunican a través de Bluetooth, aunque también se puede manipularlas a través de un dispositivo que disponga comunicaciones del tipo NFC.

Eso si, hay que aclarar que Sony no es la empresa pionera en este tipo de productos, pues ya en 2014 la empresa AwoX lanzó al mercado tres productos distintos, ideales para quienes no quieran que su adquisición pase desapercibida, ya que son más grandes y llamativos que el producto que ha presentado Sony.

Vía | Sony | Xataka

0 Comentarios

Brazos robóticos con precisión quirúrgica

22 de mayo de 2015

Olmo Axayacatl

Recuerdo que en un par de series sobre médicos he visto que los personajes se ponen a practicar sus habilidades quirúrgicas en frutas, en especial en plátanos y uvas. Esto supongo por la suavidad y fragilidad de las mismas, misma cuestión por la cual representa todo un reto. Pues bien, hay unos brazos robóticos que pueden suturar una uva de forma perfecta.

Estoy hablando de The da Vinci Surgical, un sistema robótico que presenta excelentes capacidades en lo que respecta a la microcirugía. Estos brazos robóticos han sido desarrollados con la finalidad de realizar microcirugías delicadas, teniendo mínimo de invasión al paciente. Eso si, detrás del sistema robótico hay un humano.

Aún no llegamos al tiempo en el cual los robots podrán operar independientemente a los humanos. Detrás de The da Vinci Surgical hay una persona que controla los movimientos de los brazos robóticos; más en específico, hay un médico con la experiencia necesaria para realizar este tipo de intervenciones médicas.

Entonces quizá te preguntes para qué el sistema robótico. Pues bien, la gran ventaja que tiene la robótica en este caso es que elimina los temblores de las manos del médico, con lo cual la microcirugía resulta poco invasiva. Es decir, el robot imita exactamente los movimientos del especialista, pero suprime el temblor de las manos.

Vía | Fayer Wayer

0 Comentarios
Entradas anteriores